Se fijó la fecha para el juicio penal por el grave accidente en el que murió un joven oriundo de Colonia Ayuí en ruta 015

foto0_1_116204_2 Finalmente se fijó para el próximo 8 de febrero de 2022 el inicio del juicio por la muerte de Franco Sosa y las lesiones graves producidas a Gabriel De Almeida, dos jóvenes de la localidad de Colonia Ayuí que circulaban en moto, por la Ruta Nacional 015, la mañana del 30 de septiembre del año 2018, cuando fueron colisionados de atrás por una camioneta de gran porte conducida por el ciudadano concordiense Carlos Augusto Negri.

A raíz del accidente, Sosa falleció y Almeida sufrió graves lesiones. Negri abandonó el lugar del siniestro para entregarse horas más tarde en la comisaría del lago de Salto Grande. El tribunal que juzgará al conductor que protagonizó el fatal siniestro, imputado por “homicidio culposo y lesiones graves”, estará integrado por los doctores Ives Bastián, Mariano Caprarulo y Eduardo Degano.

A 700 metros de llegar al puente sobre el arroyo Ayuí, Sosa y Almeida fueron colisionados desde atrás por Negri, quien volvía a su casa de fin de semana conduciendo una camioneta de gran porte, a exceso de velocidad, luego de haber estado en un boliche bailable en la costanera de la ciudad de Concordia.

El impacto produjo la muerte instantánea de Franco Sosa y varias lesiones a Gabriel Almeida, de las que hasta el día de hoy le quedaron secuelas que serían irreversibles.

El conductor de la camioneta, Carlos Negri, se fue del lugar del accidente, abandonando a los chicos gravemente heridos, para dirigirse a su casa. Horas más tarde se entregó en la comisaría que se encuentra en la zona del perilago de Salto Grande.

Una de las hermanas del joven fallecido, Patricia Sosa, dijo que “desde la muerte de mi hermano Franco nos cambió la vida por completo. Él vivía con nosotras y teníamos una relación hermosa, era como nuestro bebé. Hasta ahora no lo podemos creer, al punto que todavía no desarmamos su ropero.”

Respecto a la Justicia se mostró escéptica al expresar que “en verdad no esperamos mucho, todo lo que se consiga es por nuestra lucha y porque nunca vamos a dejar de pelear por mi hermano. Nosotros sabemos que la familia Negri es poderosa con mucha influencia y eso seguro que lo van a hacer valer. Imagínate que a mi hermano todavía no nos lo habían entregado para velarlo y en la habitación del hospital, donde estaba Gabriel (conductor de la moto), se presentó un abogado Cresto, hermano del intendente con el fin de interrogarlo.”

Respecto al acusado, Carlos Negri, la hermana de Sosa dijo que “sólo lo vi en una audiencia de las tantas que tuvimos. En los tribunales penales jamás; siempre se presenta su abogado. Nunca nos pidió disculpas, lo único que le interesa es su plata porque lo primero que hizo después de matar a mi hermano fue vender la camioneta con la que lo mató. En lo único que confió es en Dios que lo ve todo y en la gente de Colonia Ayuí que nos apoya.”

Antecedentes

Carlos Negri ya había protagonizado un accidente de tránsito, años atrás, con el cual se llevó la vida de un Joven de apellido Fogel quien se dirigía a trabajar y lo chocó en circunstancias similares a las que ocurrió el accidente de Sosa y De Almeida: Un accidente nocturno, fin de semana, en horas de la madrugada y cuando presumiblemente volvía de una reunión nocturna. En aquella causa fue beneficiado por la suspensión de juicio a prueba.

Fuente: Concordia345 

KODAK Digital Still Camera

KODAK Digital Still Camera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *