Viuda de Huber: ¨mi marido hizo viveros cítricos durante 45 años, ahora el Senasa no lo dejaba trabajar¨

escanear0001María Rosa Unrein, la esposa de Raúl Huber (62) quien se suicidara el pasado 22 de noviembre dentro de su vivero cítrico en La Criolla acercó la carta que dejó su marido. Dijo que ¨no tenían graves problemas económicos, y que se suicidó porque no lo dejaban hacer lo que sabía. Se mató sentado simbólicamente en su cajón de injertar¨

La señora se acercó a la redacción de La Región Digital para hacer pública la carta que escribió su marido minutos antes de pegarse un tiro. Agradeció a este medio el tratamiento respetuoso que se le dio a la noticia, y contó por menores de ese día.

La señora mencionó que ¨ese día yo me fui a las 11 a dar clases a Concordia (la señora es profesora de Cs. Sociales) y a las 12 me enteré por mi hija de su decisión. Él estaba muy depresivo desde hace unos 6 años, cuando el Senasa decidió suprimir los viveros cítricos a campo. Durante 45 años hizo viveros, su familia es una de los pioneros en la zona. Él nunca tuvo plantas infectadas. Muchas veces me dijo que si le entraban a cortar plantas a su vivero, iba a agarrar un arma y los iba a matar, para luego suicidarse. Él nunca aceptó en su cabeza que eliminando plantas SANAS se pudiera erradicar la enfermedad.¨

Consultada si tenían problemas económicos mencionó que ¨obviamente que el Senasa al no dejarlo trabajar no estaba pasando por el mejor momento. Hace unos años se había comprado su último tractor, que vale un millón de pesos, y unas camionetas. Todos los días lloraba dentro de su vivero por esta situación. Nosotros nos hicimos de abajo. Nos casamos hace más de 40 años, tenemos 3 hijos, y comenzamos viviendo en un rancho de barro, sin luz ni agua. En todos esos años aportamos muchísimo a la citricultura. A él lo conocía todo el mundo del citrus. Lo que sucedió es muy injusto con alguien que trabajó toda la vida¨ mencionó su esposa.

¨Hago pública la carta (encontrada en el lugar del suicidio y autenticada por la justicia) para que se sepa lo que pasó. Esto es muy injusto, perder a mi compañero de toda la vida por una disposición que no está claro que evite un problema. Él se mató sentado en su cajón de injertar, dentro del vivero. Todo un símbolo. ¨ dijo María Rosa.

LA CARTA (salvando los errores de ortografía,) QUEDA ASÍ

Mi enfermedad me da totalmente igual, (sufría diabetes) sigan luchando, YO NO PUEDO MÁS. Les pido perdón a todos. Los amo y los amaré siempre. No puedo vivir así, me cortó los brazos el Senasa y toda la camarilla que los acompaña. Una planta que sale de los techos (invernáculos) va al campo, y si ahí… (queriendo significar que si de los invernáculos va al campo lo mismo se contagia…)

2 comentarios de “Viuda de Huber: ¨mi marido hizo viveros cítricos durante 45 años, ahora el Senasa no lo dejaba trabajar¨

  1. walter brauer
    20 diciembre, 2016 at 10:41 am

    El señor Huber una gran persona. tuve el placer de conocerlo a el y su familia. y la verdad que siento un gran angustia por lo sucedido.

  2. Roberto
    20 mayo, 2017 at 7:39 pm

    Me da verguenza ajena,soy productor de ornamentales y tengo una persecucion permanente por la reventa de citrus.Entiendo la depresion de este hombre.Q.e.p.d……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *