Sólo “Van quedando quintas abandonadas” en Entre Ríos

citrus31 El 2017 inició con un panorama desolador para los citricultores. “El que puede cambiarse a otra actividad, lo está haciendo”, dijeron desde la Fecier. Advierten que trabajan a pérdidas, mientras que en las góndolas, la fruta sigue cara.

La Federación del Citrus de Entre Ríos realizó un estudio de costos de la cadena de producción y comercialización y los resultados fueron realmente alarmantes. Actualmente, con un costo de 1,80 pesos por kilo de fruta, un productor recibe entre 35 y 40 centavos por kilo. “Hoy un productor está perdiendo entre 15.000 y 16.000 pesos por hectárea. Van quedando quintas abandonadas”, reveló el presidente de la entidad, Fernando Borgo.

A mediados de 2016, la Federación del Citrus comenzó con un estudio junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y una consultora privada con la intención de transparentar los costos y márgenes de ganancia de la cadena citrícola.

“Este estudio refleja que el costo (de un kilo de fruta), tanto de producción como de comercialización, sin contar la rentabilidad de los actores, es de 5,80. Un peso con ochenta es el costo de producción, el resto es costo de comercialización”, explicó Borgo.

El dirigente citrícola detalló que el 55 por ciento de esos costos es mano de obra, “lo que da cuenta de la incidencia que tiene en la producción de citrus y lo importante que es la actividad como generadora de trabajo”.

Trabajo a pérdida

El estudio refleja que un productor están recibiendo 35 o 40 centavos por kilo de fruta y el promedio en el año fue de entre 70 y 80 centavos, lo que lleva a que un citricultor esté perdiendo entre 15.000 y 16.000 pesos por hectárea.

Aunque genere incredulidad que haya quienes sigan en una actividad para perder plata, la realidad no es tan sencilla. La consecuencia es que “van quedando quintas abandonadas, las quintas que se van arrancando generalmente no se están reponiendo con citrus. Eso lo vimos en el censo que hicimos, la cantidad de hectáreas que perdimos de citrus y, generalmente, el que puede cambiarse a otra actividad, lo hace”, aunque no todos pueden hacerlo: “No es fácil porque cuando se hace una inversión se hace pensando en 10 o 15 años en adelante”.

Sin respuestas

Borgo dijo que si se sacara cualquier tipo de rentabilidad, un cajón de 18 kilos en el mercado central debería venderse a 100 pesos. Sin embargo, hoy se está vendiendo a 60 o 70 pesos: “Eso va siempre a parar al productor porque es el que menos precio le pone a su mercadería en la cadena”. De hecho, según las conclusiones del estudio, hoy recibe apenas el 20 de su costo de producción. Igualmente, “hasta los centros de distribución no hay grandes ganadores”.

El titular de la Fecier contó que este jueves mantuvieron un encuentro con autoridades del ministerio de Agroindustria, aunque no encontraron respuestas para tratar esta problemática.

Fuente: AIM Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *