El río perforó marcas históricas y registra 6 centímetros de altura en Paraná

o_1624207915 El curso de agua bajó ocho centímetros de un día para el otro y, este domingo, registró apenas seis centímetros de altura. Las imágenes tomadas desde las cámaras aéreas.
La drástica bajante que registra el río Paraná en los últimos meses continúa agravándose y este domingo se rompió un nuevo récord histórico, con la altura del afluente en la ciudad de Paraná en apenas 6 centímetros.

El curso de agua bajó ocho centímetros en un día; se recordará que la última medición fue de 11 centímetros, una marca de la que no se registran antecedentes de la década de 1970.

El Instituto Nacional del Agua (INA) advirtió esta semana que «es alta la probabilidad de un agravamiento de la bajante en el río Paraná y con esa tendencia alcanzaría niveles similares a los registrados en el año más bajo de la historia registrada». En 1944 frente a Paraná, capital entrerriana, el río marcó 1,40 metros por debajo del cero (altura sobre nivel del mar); en Diamante -1,29; y en La Paz -1,08.

Cabe recordar que el río alcanzó su nivel mínimo de 14 centímetros, el 19 de mayo del 2020.

La bajante es pronunciada en todas las estaciones de medición de Prefectura de la provincia. En La Paz el río mide este domingo 48 centímetros y descendió dos centímetros en relación a este sábado. En Santa Elena, registra 96 centímetros y continúa en bajante, mientras que en Hernandarias, la marca es de cinco centímetros.

Río abajo de la capital provincial, en Diamante marcó este domingo 37 centímetros, con tendencia a la baja respeto de los 42 de la medición anterior. En Victoria, última estación de medida de la provincia, el Paraná registra una altura de 1.25 mts, y permanecía estacionario.

Video: Así se ve la bajante del río en las islas frente a Paraná: las imágenes desde el dronePara las semanas y meses venideros el pronóstico del Instituto Nacional del Agua es desalentador. El INA aseguró que «no se espera una mejora sensible en los próximos meses», y que julio «será especialmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, especialmente la captación de agua fluvial para consumo urbano».

El daño de la bajante no afecta sólo a la población humana. Los peces del Paraná dependen de los ciclos hidrológicos y climáticos, por lo que el río bajo perjudica la reproducción y el crecimiento natural de ciertas especies. Es algo que se corrobora con los pescadores y comerciantes, quienes aseguraron que la pesca bajó notablemente respecto a años anteriores, al igual que las ventas.

Últimas mediciones
Durante los últimos 30 días el río permaneció bajo, a fines de mayo la altura fue de 50 centímetros, luego tuvo un leve repunte los primeros días de junio, donde llegó 1,15 metros el 6 de este mes, desde ese día comenzó a descender y este sábado llegó a su mínimo histórico de 14 centímetros.

El Once o_1624207916_1 o_1624207916 o_1624207912_1 o_1624207912 o_1624207910

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *